Edicion : A miércoles, 23 de agosto de 2017 Edicion Archivada

Ciencia y Cultura

  • PRINCIPAL

Por : Servicios AINI 

Existe un Apocalipsis que no está en la Biblia

Como es sabido, los 27 libros que finalmente conformaron la Biblia cristiana fueron seleccionados gradualmente, desechando a muchos otros evangelios existentes en la época. Uno de estos misteriosos textos, que no llegó a formar parte de la Biblia, fue el Apocalipsis de Pedro.
Si bien hasta el siglo XIX sólo se sabía de él a través de referencias, en 1886/87, durante una excavación en Egipto, se encontró un fragmento del Apocalipsis de Pedro escrito en griego, y en 1910 fue hallada una segunda versión incompleta escrita en etíope y traducida al griego.
Pedro relata el apocalipsis como una conversación en la cual Jesús cuenta a sus discípulos qué ocurrirá al final de los días; les narra el éxtasis gozoso de los que llegan al paraíso y los tormentos infernales que asolarán a los condenados al infierno.
Según Pedro, los blasfemos serán ahorcados por la lengua, los homosexuales arrojados por un acantilado, las adúlteras colgadas de sus cabellos sobre un lago de barro hirviendo, los asesinos colocados en pozos con serpientes y reptiles, entre muchas otras descripciones detalladas de horribles tormentos, que podrían permitirnos comprender por qué este evangelio no fue aceptado entre los textos canónicos que conforman el Nuevo Testamento.
En un fragmento también habla de las bondades, "Y el Señor me mostró una región muy grande fuera de este mundo, con luz extremadamente brillante, donde los rayos del sol iluminaban el ambiente; y la tierra era feraz, con brotes que nunca se marchitaban; y llena de especias y plantas siempre florecientes e incorruptibles, produciendo frutos benditos. Y había tanto perfume que el aroma llegaba incluso hasta nosotros.
Y los habitantes de ese lugar vestían como ángeles resplandecientes, y sus vestiduras eran acordes a su tierra. Y había ángeles revoloteando alrededor de ellos. Y la gloria de los lugareños era la misma, y con una sola voz alababan al Señor, regocijándose en ese lugar. El Señor nos dijo: Éste es el lugar de los líderes (sacerdotes principales) de ustedes, los hombres justos.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO