Opinión

  • Portada principal

Por : Frank Lara Bandera 

Frank en su Tinta

HACE algunos años, cuando el partido en el poder en México quería conocer los movimientos de los candidatos electorales de oposición, recurría a la infiltración, es decir mandaba a uno de los suyos para que estuviera cerca de los contrincantes y reportara todo lo que hacían. ¿Pero cómo le hacía, si se supone que los candidatos tienen un círculo cercano de confianza y bien conocido? Las mañas eran muchas, pero una común era la del admirador. ¿Cómo funcionaba? Llegaba un individuo y abordaba en una oportunidad al candidato para decirle que admirada su discurso, su campaña, sus propuestas, que tenía muchas posibilidades de ganar porque se notaba que la gente lo quería y que le gustaría sumarse a ese proyecto aunque fuera de chofer. Era tanta la labia del “enviado” que el candidato lo aceptaba, con el argumento de que en campaña siempre hay que sumar. Ahí estaba el detalle. Desde su puesto de chofer del candidato de oposición, el “enviado” se percataba de todos sus movimientos (reuniones, discursos, pláticas en corto, llamadas telefónicas y hasta citas amorosas) y los reportaba a sus jefes. Información es poder. Con esa información, el partido en el poder arremetía contra los contrincantes con datos precisos y hasta se caían candidaturas. Cuando los candidatos se daban cuenta de las traiciones, ya era demasiado tarde. Como dice la canción de La Arrolladora, “el mal ya estaba hecho”……. ACTUALMENTE el partido en el poder (el que sea en su momento) hace lo mismo, pero ahora usando la tecnología. Le acaba de pasar a la candidata de Morena a gobernadora del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez.   Su equipo de campaña encontró un geo-localizador en la parte inferior de la camioneta en la que viaja la candidata, por lo que alistan una denuncia ante las autoridades electorales. Las sospechas empezaron cuando vieron que personas ajenas llegaban a las reuniones privadas de la maestra y, al hacer una revisión a las camionetas, encontraron un GPS, o artefacto geo-localizador, una caja cuadrada con la palabra ALFA que tiene dos grandes imanes, con los que se sujetaba en la parte inferir de una de las camionetas…….. PARA RIPLEY. Mientras el gobernador de Morelos Graco Ramírez participaba en la reunión de Conago con el Presidente de la República para anunciar las medidas que se implementarán para proteger el trabajo de los periodistas, su asesor amenazaba a periodistas en las redes sociales. El asesor Gustavo Martínez González llamó asno a Leticia Villaseñor, del portal local SinLínea.com, y luego amenazó a Jesús Castillo García, corresponsal del diario El Financiero: “Te haces el michoacano, pero me han bastado dos entrevistas, papel y pluma, y ya tengo suficiente para bajarte los humos de inmaculado apóstol de la verdad. No me tengas miedo a mí, sino a tus lectores”. El periodista Jesús Castillo respondió a los insultos con la publicación de una imagen y dijo a sus seguidores: “Este sujeto es coordinador de asesores de Graco Ramírez y se encarga de intimidar a los usuarios en redes”. De inmediato el asesor respondió: “Sujeta, tu madre, al vínculo conyugal. Curioso, reportero se intimida con verbos reportear e indagar. No banalices la violencia con tus cuitas”. Como decía la abuela: De que los hay, los hay; sólo hay que encontrarlos…….. SIMPLE minuto de… gritos de justicia: Ocurrió en Los Pinos. Cuando Peña Nieto asumió el podio unas cuantas voces desde las gradas de fotorreporteros gritaban justicia, pero cuando pidió un minuto de silencio los gritos se incrementaron: “¡Ya no más discursos!”, “¡No más carpetas de investigación que nunca se acaban!”. “¡Sólo Justicia!”……… PUNTO.  

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO