Edicion : a domingo, 18 de febrero de 2018 Edicion Archivada

Opinión


Por : Enrique Vargas Orozco 

Averígüelo Vargas

Bety Vélez fue confirmada ayer en el PRI como su candidata a la presidencia municipal de Chilpancingo, para retener a la capital del estado con un gobierno priista, a pesar de los problemas que se han vivido en la actualidad, pero que con la ayuda de los cuadros y dirigentes del partido tricolor en la capital puede retenerse el triunfo y sustituir en octubre al alcalde Jesús Tejeda Vargas para evitar que la oposición logre la alternancia política en el municipio.
De por sí, Bety Vélez ha logrado  armar su propio equipo y acumular el capital político necesario para avanzar en la próxima elección, pero el priismo no se confía, de modo que los cuadros priistas más destacados en la capital estarán con la candidata, como el ex alcalde y ex diputado federal, Mario Moreno Arcos, delegado del ISSSTE, donde reafirma su posición con la nueva oleada de préstamos de corto plazo a derechohabientes de esa institución, una de las prestaciones más apreciadas por maestros y empleados federales, ya que esos préstamos se otorgan a un interés muy bajo, en comparación con los bancos.
Con Mario Moreno está su hermano Ricardo Moreno Arcos, el mejor operador priista en el municipio, y los dos darán un apoyo muy amplio a la campaña de Bety Vélez, quien al ganar la elección llevará la alternancia de género, porque será la primera mujer en la alcaldía, y de varias décadas después de doña Magdalena Vázquez de Huicochea.
Claro, también está el gobernador Héctor Astudillo, originario de la capital, y aunque no participa directamente en las campañas, su imagen de trabajo y de esfuerzo en beneficio de la entidad representa un respaldo importante para los candidatos de ese partido, junto, con el dirigente estatal priista, Heriberto Huicochea, quien buscará mantener tricolor a Chilpancingo.
En Acapulco, quedó sembrada ya la candidatura de Ricardo Taja, un buen elemento que representa un cambio favorable en el puerto, donde la gente ya ha comprobado que la alcaldía perredista debe cambiar de signo, porque está la ineficiencia y la corrupción, representada en el equipo de Evodio que tiene más de 2 años “echándole mucho queso a sus enchiladas”, como mostraban cínicamente sus cómplices de Zonatur.
EN TIXTLA se espera también que Saúl Nava Astudillo llegue a luchar por el triunfo que le  arrebataron hace dos años y medio, porque realmente es el mejor priista, el que tiene la mayor aceptación, por lo que su llegada a la alcaldía es necesaria, para corregir las burradas de Hussein Nabor Guillén, quien deja en la peor situación en ese histórico municipio, además de causarle serios daños a Chilpancingo.
ADEMÁS, ya están en el camino los candidatos a diputados locales, César Armenta, en el distrito 01 de la capital y Erik Catalán, en el 22 de Iguala.
CIERRAN PRECAMPAÑAS LOS ASPIRANTES A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. —A nivel federal los tres aspirantes a la presidencia de la República cerraron sus precampañas, José Antonio Meade, del PRI, lo hizo en Tlalnepantla, Estado de México, para rememorar el triunfo que lograron sobre el PAN y Morena, en la elección estatal, lo que confían se repita en la elección federal el primer domingo de julio.
El Peje López Obrador se fue a Jalisco a hacer su último acto de precampaña, aunque él está en campaña desde hace casi 13 años o más, porque arrancó con Felipe Calderón en el 2006. La ventaja es que ya está acostumbrado a perder, como le ocurrió en Tabasco, tiempo antes y luego ante Calderón y frente a Peña Nieto y ahora, contra Meade.
Mientras, el gringuito Ricardo Anaya hizo su cierre en Veracruz, cobijado por el mañoso gobernador Yunes Linares.
RESURGE EL PLEITO POR EL SNTE EN JUAN DÍAZ DE LA TORRE Y ESTHER GORDILLO. —Dicen los seguidores del SNTE actual, que mejor hubieran dejado en el fresco bote a la latosa de Elba Esther Gordillo Morales, porque no’más la sacaron y ya anda en la grilla nuevamente, pues con algunos de sus incondicionales promovieron una acción de ilegalidad contra el heredero de esa presidencia, Juan Díaz de la Torre, quien era secretario general, pero al encarcelar a su ex jefa, él asumió el liderazgo nacional, que ahora le pelea la conflictiva señora. Quiere que se lo regrese.
Un grupo afín a la Gordillo promovió retirar el reconocimiento a Díaz de la Torre, como dirigente nacional, y que se invaliden sus acciones, como el Congreso Nacional, donde elegirán a un nuevo secretario general, aunque Díaz de la Torre seguiría como presidente, arriba del dirigente formal que se eligiera.
Los gordillistas promovieron un amparo para reclamar una suspensión provisional contra Juan Díaz, que les concedió un juez de Tijuana, Baja California, en el sentido de que una persona no puede ocupar dos cargos, de secretario general y presidente de la agrupación magisterial, ya que desde que asumió el lugar de la encarcelada debieron regularizar esa situación, pero, a pesar de los años transcurridos no lo hicieron.
Por descuido, ahora enfrentan esta situación, en la que están metidos los dirigentes de la Sección 14 del SNTE, de Guerrero, que podrían estar en una situación irregular en el cargo, que fue avalado por Juan Díaz.
Sin embargo, quienes manejan ahora el SNTE, recurrieron al Consejo de la Judicatura, que invalidó la decisión del juez de Tijuana, porque determina que una ex dirigente, Elba Esther Gordillo, no puede reasumir funciones dentro del sindicato, porque la suspensión provisional no surte efectos hacia el pasado, ni modifica determinaciones sindicales previamente adoptadas, lo que ratifica la validez de la dirigencia de Juan Díaz de la Torre, que está en el proceso de ser el nuevo cacique magisterial, para las próximas décadas. ¿O no?
Ya debieron arrancar el Congreso Nacional, para elegir a nuevos dirigentes, pero sin tocar el cargo de Juan Díaz, que seguirá en el lugar de la Gordillo. Como cacique, pues.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO