Edicion : a miércoles, 25 de abril de 2018 Edicion Actual

Opinión


Por : Enrique Castillo González 

Seguridad Interior; recursos humanos y proyectos

Patrulla de papel

La historia que voy a contar servirá de “entrada de banda” a la tesina que trazaré y, es tan cierta como que usted está leyendo ahora. Sucedió algún día de abril de 1967 en el balneario “la nopalera” localizado ese a decenas de kilómetros de Apatzingán (Michoacán).
Mientras Martha colocaba un mantel sobre el césped y 4 de sus hijos (11. 10, 9 y 7 años) ya venteaban el yodo de las albercas, 
Rubén, esposo de ella y padre de los cinco observaba la mejor esquina de ese tendido para colocar a Eva, la bebe de un año. De pronto...
Cinco o seis explosiones de arma de fuego rompieron los sonidos del bosque donde se encontraba el balneario. Rubén puso en los brazos de Martha a Evita y, viendo a los ojos a su mujer dijo -voy a ver qué pasa- Martha dirigió la vista hacia donde había explotado el ruido y dijo -si, ve-. Los 4 niños, no sin curiosidad, se fueron metiendo bajo las alas de su madre que ya tenía en brazos a su 5to cría.
La imagen siguiente es, Rubén Darío Castillo Ferrera extendiendo la mano izquierda frente a tres tipos, exigiendo al individuo que disparaba le entregara el arma. Aquí cabe dejar claro y por escrito que Rubén en esos días tenía el grado de Mayor y estaba adscrito al 51 Batallón de Infantería acantonado ese en Apatzingán. Y, lo más importante para entender el Quid de esta historia, ese día Rubén Darío Castillo estaba uniformado. Entonces.
El que el Mayor del Ejército Mexicano estuviera en ese espacio, con su familia y portara el uniforme (verde olivo con botas y fornitura café, estrellas en hombros, Kepy y parche en el brazo) derivó en la OBLIGACIÓN de cumplir con su deber, incluso dejando por un lado (solo bajo la seguridad materna) a su propia familia. Eso, en cualquier Ejército del mundo, es calificado como -Sentido del Deber-.
Va la segunda.- El Quid de la Seguridad en México ya no es asunto de estrategias, sistemas y/o procedimientos. Tendrá que ser una nueva Política pública de Seguridad. Y lea.
Así como el Presidente Enrique Peña Nieto llegó a su toma de posesión ya con la Reforma Laboral “planchada”, igual tendría que llegar el próximo Presidente Electo al Congreso de la Unión, solo que este con una reforma de SEGURIDAD ya bajo el brazo.
Y si esa “nueva Política” se dispara con Recursos Humanos forjados con perfiles de “hombres de guerra” y siguiendo una doctrina única del “sentido del deber” créanlo estimados 9 lectores, México realmente sería una nación segura.
Va la última.- han pasado ya 50 años de aquel evento en la “nopalera” de hecho ese nunca volvió ser mencionado en la familia del entonces Mayor de infantería. En la mente colectiva de ellos estaba sabido cual era el deber de cada uno; del Mayor su incólume sentido del deber y de esposa e hijos, amar la vida que su esposo y padre les estaba marcando.
Así entonces, el tema “seguridad de la nación” entra al debate nacional y estará en escenarios electorales, macroeconómicos y sociales. Aunque, de ser necesario el ejército podrá llegar a colocarse enfrente de quien esté armado y haya detonado ilegalmente una arma. 
Último patrullaje. - Fue el Presidente Lázaro Cárdenas Del Río quien dio un giro de 90’ a la política pública de SEGURIDAD en México. “El nombre de la Secretaria de Guerra y Marina se cambia por el de Secretaria de la Defensa Nacional” esa decisión blindó al naciente Instituto Armado de este país.
Gregueria.- un cañón es un gorila congelado que escupe rocas ardientes. 
Oximoron.- soldado despegado de su madre. 
Hayku. lejos del río , la recuerdo. Muerdo mi mano, merced de amar. 
@EnriqueCuitlah1

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO