Edicion : a domingo, 20 de mayo de 2018 Edicion Archivada

Opinión


Por : Álvaro Venegas Sánchez 

Candidato agradable a los banqueros

Marcos Martínez Gavica, presidente de la asociación integrada por presidentes y directivos de los 50 bancos que operan en el país, sin mayor preámbulo en la 81 Convención Bancaria realizada jueves y viernes en Acapulco, expresó: “Es el candidato que menos necesita presentación. Felicidades Pepe, nos has acompañado de muchas facetas: como autoridad, regulador, compañero, colega. Bienvenido, esta es tu casa. Y  recibieron a José Antonio Meade con un largo aplauso al ingresar al auditorio. No podría ser de otra manera, este sector fue quien obtuvo mayores ganancias en el 2017; y, en las buenas y en las malas aunque se disputen entre ellos los primeros lugares en quejas de los usuarios, siempre a los banqueros les va bien. 
El recibimiento al candidato de la coalición Por México al Frente fue menos entusiasta. Más bien al contrario, mientras exponía moviéndose de un lado a otro como especialista impartiendo algún curso motivacional, imagen transmitida por televisión evidenció escasez de asistencia. Incorrecto pero comprensible. La comparecencia de Ricardo Anaya estuvo precedida, además de la carga que ya traía con lo de la PGR, de la amplísima difusión del cuestionario en el cual, el joven de 39 años que quiere ser presidente de la República, queda exhibido como tramposo para enriquecerse, corrupto y mentiroso. Así, con la aureola salpicada de lodo, era de esperar cierta indiferencia en dicha Convención. Por esta suerte, las notas que destacaron de su participación fueron los tiros que hizo contra el “iluminado” que declara echar atrás las reformas estructurales y no los seis temas de la agenda que trae para este proceso electoral.
En cuanto al candidato de Juntos Haremos Historia, los convencionistas tuvieron ante sí a quien Pepe Meade ha calificado de “fantasma fiscal” por no usar tarjetas de crédito ni tener cuentas bancarias. Pues ese “fantasma” ofreció que, ante un eventual gobierno suyo no va a afectar a la Banca, respetará la autonomía del Banco de México, la inversión extranjera en el sistema financiero y será partidario de mantener el equilibrio económico. En el combate a la corrupción, problema que afirma cuesta al erario 500 mil millones de pesos al año, dejó ver que será responsabilidad tanto del Poder Judicial como del Poder Ejecutivo. En torno a la intención de cancelar  la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, respondió que hará uso de la política  para encontrar un arreglo con los contratistas; igual con la reforma educativa, buscará llegar a un acuerdo con el magisterio. AMLO no evadió tema alguno. En todo caso matizó los que ha tocado de manera pública y en entrevistas improvisadas. 
De acuerdo a las crónicas sobre el evento, a López Obrador la Convención Bancaria no demostró el mismo entusiasmo que tuvo para con Meade. Sin embargo, contó con auditorio lleno habiendo diferencia en este sentido respecto a Ricardo Anaya. Señal de interés y hacia dónde apuntan las expectativas también de un estrato social que todo mundo considera privilegiado. Por eso AMLO llamó la atención al advertir  que no mediará si hubiera descontento popular a causa de que haya fraude electoral. “Después del 1º de julio me voy a Palacio Nacional o a Palenque, Chiapas. Si se atreven hacer fraude me voy a Palenque y a ver quién va a amarrar al tigre”. Aclaró y aseguró que, si ese es el caso, “no voy a estar deteniendo a la gente”. 
El día anterior de la pasarela de los candidatos de coaliciones de partidos, estuvieron los tres aspirantes independientes: Margarita Zavala, Jaime Rodríguez Calderón y Armando Rios Píter. Por supuesto, la inclusión en la agenda puede considerarse como un cumplido; una muestra de urbanidad de los convocantes. De los tres, formalmente nadie es candidato. El INE notificó a cada uno que podrían acudir a inscribirse, pero legalmente será el 29 de marzo cuando, el Instituto Nacional Electoral de a conocer quien o quienes de ellos cumplen los requisitos para ser y por tanto aparecer en la boleta electoral. De entrada el reconocido constitucionalista Diego Valadés, señala que las autoridades electorales no deben otorgar el registro a El Bronco. Argumenta que el gobernador con licencia de Nuevo León, sería juez y parte en el proceso electoral a partir del día de los comicios y que, dado que no puede prorrogar la licencia que tiene, definitivamente debe renunciar a la gubernatura. Lo anterior sin considerar que, desde el 26 de enero el INE le detecto posible falsedad  en más de 700 mil firmas de apoyo. Para él, claro, esa irregularidad no es fraude, “son travesuras”.
Margarita Zavala y Rios Píter no están exentos de dudas. Según investigación de Carlos Acosta, Proceso, 24 de marzo, la ex primera dama proyectó una variación sospechosa al obtener 4 mil 200 apoyos el 26 de enero; al día siguiente 22 mil 111 y el 30 de diciembre 31 mil 263 firmas. El paisano está peor: el 2 de enero captó 712, pero al día siguiente logró recoger 27 mil 78, un día después 38 mil 530 y al otro día 43 mil 382 respaldos. Se antoja difícil creer. Apenas que los tuvieran concentrados en un estadio y convencieran a los ciudadanos con sólo mirarlos a los ojos. En fin, los banqueros tienen un candidato que les inspira confianza y dispuesto a meter las manos al fuego por ellos. Veremos qué dice la mayoría de los electores.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO