Regionales


Por : IRZA 

Habitantes exigen al gobierno retirar a grupo delictivo

Bloquean carretera en el poblado de Petaquillas

Chilpancingo, Gro., Marzo 13.- Habitantes y policías comunitarios del poblado vecino de Petaquillas bloquearon durante tres horas la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, en demanda del retiro de un grupo delictivo que -aseguran- está atemorizando a la localidad de Buenavista de la Salud, perteneciente a este municipio de Chilpancingo.
Para negociar con los inconformes llegaron el subsecretario de Asuntos Políticos del Gobierno estatal, Martín Maldonado del Moral y el delegado de Gobernación federal, Erit Montúfar Mendoza, así como un funcionario de la Policía Federal.
En la conversación, un integrante de la comunitaria acusó a la Policía del Estado de estar protegiendo a 40 sicarios dirigidos por un individuo de nombre Jesús Mondragón alias “El Jaleaco”.
Según el denunciante, este grupo armado se encuentra desde la noche del domingo en los alrededores de Buenavista de la Salud, a la espera de poder entrar y atacar a la población y las autodefensas.
“Muchas veces uno dice cosas sin probarlo, si tienes pruebas denúncialo”, le pidió Maldonado del Moral al comunitario que acusó a la policía estatal de proteger a un grupo delictivo.
Tras llegar una serie de acuerdos, los manifestantes dejaron libre la vía federal. Entre los acuerdos está que en la entrada de Petaquillas se instalará un retén de revisión integrado por policías federales y comunitarios, para prevenir el ingreso de algún grupo delictivo.
Los inconformes se quejaron de que los gobiernos federal y estatal han incumplido una minuta de acuerdos firmada desde el pasado 22 de febrero, que establecía que fuerzas federales y estatales realizarían patrullajes en la carretera federal desde la comunidad de Xaltianguis, del municipio de Acapulco, hasta Petaquillas, de Chilpancingo.
Esto para brindar seguridad a sus habitantes, ya que desde febrero integrantes de un grupo del crimen organizado ha estado atacando a miembros de la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones de Guerrero (UPOEG).
Por estos ataques, las escuelas de educación básica se mantuvieron cerradas durante varias semanas en los poblados que comprender el Valle del Ocotito, hasta este lunes que los maestros regresaron a dar clases. 

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO