Edicion : a sábado, 21 de septiembre de 2019 Edicion Archivada

Opinión


Por : Jorge Alonso Albarrán Razo 

A título personal


Publicada:  11 septiembre, 2019 -- Actualizada: 11 septiembre, 2019

¡Por fin! ¡Se acabaron las agresiones al Ejército Mexicano!


La Secretaría de la Defensa Nacional emitió un comunicado en el que expresa abiertamente que las agresiones hacia su personal se van a contestar.


Por fin a los elementos del Ejército Mexicano se les va a dar el trato de personas, como tanto lo merecen y no de simples sacos para boxear.


A los soldados y marinos de México también los esperan en casa. También tienen un rol de padres, hermanos, esposos o hijos. Tienen la piel morena y abrasada por el sol. Son hombres y mujeres que salen día a día a buscar un mejor país para sus familias, pero también para la de cientos más de las que ni siquiera saben sus nombres.


“Un soldado en cada hijo te dio” no es sólo una frase que suena bonita en el himno nacional. Es un sentimiento que nace en el pecho y se conjuga con emociones guturales que se atoran justo a la mitad de la garganta para transformarlo en pasión por servir a México, a esos hombres y mujeres, esta nación les debe tanto que no existen las palabras para decirles “gracias”.


Fibra, valientes hombres y mujeres de la patria mexicana. Fibra, soldados que también ustedes tienen quién los defienda. También existen plumas que van a levantar textos en aras de mover conciencias en los mexicanos.


Aquí no mentimos cuando decimos que el soldado mexicano tiene alma, aquí tampoco se miente cuando afirmamos que el soldado mexicano es de un material que no cualquiera alcanza. A los soldados mexicanos se les hace con amor y ahínco a la patria. Al soldado mexicano el corazón se le inflama cuando cada mañana la bandera ilumina el alba.


A nuestros soldados y marinos se les forma con el honor y la lealtad al pueblo de México y se convierten en una especie de amalgama entre héroes de la nación y hermanos de la patria.


A los soldados del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se les va la vida en servir a los buenos mexicanos y no vamos a permitir que unos cuantos atenten contra la grandeza de esta institución. Esos, los de allá, los que se ocultan tras las mujeres y los niños para delinquir y dañar a México, esos no son buenos mexicanos, esos que se atreven a levantar piedras, palos y hasta balazos contra nuestros soldados, ¡son enemigos del pueblo mexicano¡


¡La opinión pública está con ustedes!, sepan que en los medios nacionales, redes sociales, pláticas de mesa al calor de una cerveza o un buen café, la gente expresa su respaldo a sus Fuerzas Armadas.


Sepan que nosotros sabemos bien, que se necesita mucho más que todo lo que hemos visto en los últimos días para pensar que se ha humillado al Ejército Mexicano.


Fibra soldados, no los han humillado. Lo intentaron, sí, pero mientras el pueblo de México, el verdadero pueblo bueno de México esté con ustedes, sepan que son dignos de llamarse a sí mismos, hijos predilectos de este, nuestro grandioso México.
Esto es a título personal, muchas gracias.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO