Edicion : a jueves, 5 de diciembre de 2019 Edicion Actual

Regionales


Por : Karla Galarce Sosa 

Se han ganando contratos al sindicato que lidera el senador por Morena, dijo

Sindicato disidente a Gómez Urrutia fortalecido en gobierno federal: MRZ


Publicada:  02 diciembre, 2019 -- Actualizada: 02 diciembre, 2019

Cocula, Gro., Diciembre 2.- El secretario general de la Sección 10 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minera Siderúrgica, Metalúrgica, Similares y Conexos de la República Mexicana, afiliado a la CTM, Marcelo Ríos Zúñiga consideró que dicha organización se ha fortalecido en la actual administración federal, ganando contratos al sindicato que lidera el senador por Morena Napoleón Gómez Urrutia y que buscó hace dos años la titularidad en la empresa Minera Media Luna. 

“Hemos logrado los contratos colectivos de trabajo en otros estados donde Napoleón Gómez Urrutia los tuvo. Hemos ganado dos contratos grandes, uno en el rubro automotriz y el otro en una mina. Salimos adelante con hechos y no amenazando a las trasnacionales para cumplir caprichos de líderes sindicales”, afirmó en entrevista en instalaciones de la subsidiaria de capital canadiense de Torex Gold Resource, Media Luna, empresa en la cual representa a 582 sindicalizados desde noviembre del año pasado. 
El integrante del Comité Ejecutivo Nacional del sindicato y oriundo de Nuevo Balsas advirtió que, si bien la región Norte de Guerrero atraviesa etapas de conflicto, pues confluyen en ella grupos que disputan el control de las vías carreteras por el trasiego de drogas, hoy en día la actividad minera ha ayudado a sosegar dichas movilizaciones que afectan fundamentalmente a los habitantes de Cocula.
“Hemos vivido muchos conflictos. De repente se dejan llevar por amarillismos que catalogan a los municipios como ‘de lo peor’, pero en el municipio de Cocula, somos gente de trabajo, gente de paz. Sí estamos en una región complicada, sí hemos tenido experiencias malas; en lo personal, fui secuestrado dos veces, a mi madre la secuestraron hace cinco años, pero hemos corrido los riesgos y hemos construido el valor del trabajo y la honestidad que mucha gente reconoce. No somos gente dedicada a hacer daño, sino personas que trabajamos desde las seis de la mañana, hasta la media noche y que no distingue Navidad o días festivos. La minería no se detiene y nos hemos tenido que adaptar a este estilo de vida”, enfatizó Ríos Zúñiga. 
Durante una amplia entrevista en exclusiva para Quadratín, el líder cetemista respondió que ante las presiones de grupos que desean que la mina detenga su operación y cierre, el sindicato mantendrá la obligación de salvaguardar el bienestar de sus agremiados y defender la fuente de trabajo. “Ha sido muy complicado; en lo personal se me ha querido vincular con el crimen organizado, pero eso es resultado de presiones e incluso de otros sindicatos. El trabajo que realizo es desde hace 12 años y he desempeñado muchas actividades en la mina y la gente conoce a mi familia”, destacó.
Consideró que su origen en Nuevo Balsas y su paso por diferentes áreas de Tecomingo, ahora Torex Gold, ayuda a mantener una ruta clara de trabajo. Aseguró que la representatividad sindical que ostenta, se mantiene firme porque las figuras de “la gran urbe”, están desvinculadas de actividades ordinarias como las corridas de toros, los bailes o la pesca, pero que son tan importantes como las velaciones de los santos o los cultos en los templos para las comunidades mineras hoy en día, actividades que él realiza con su familia y amigos. 
“Veo complicado que alguien externo venga como un súper héroe a promover temas sociales, porque en los dos accidentes fatales que ha habido en Minera Media Luna, no sólo tenemos la relación sindicato o laboral, sino que ven a un amigo, una persona con la cual han crecido y a quien conocen desde hace muchos años”, dijo. Recordó que desde su puesta en marcha, Media Luna ha promovido la cobertura de servicios básicos como los de salud, accesos de comunicación e incluso ha fomentado el emprendimiento en esa región, donde sus habitantes sólo veían como opción de mejora la migración ilegal a Estados Unidos. El factor social Indicó en que existe confianza en las autoridades de los tres órdenes de gobierno para resolver los conflictos, como el que derivó en el cierre de la mina hace dos años. Ríos Zúñiga recordó que el problema comenzó como una disputa ejidal, seguida de argumentos de supuestas condiciones laborales inadecuadas; hasta la presunta contaminación del río Balsas. 
“Todas esas acusaciones eran totalmente falsas y de éstas se agarraban para poder hacer más ruido. Lo que generó confianza para que la gente continuara laborando, fue garantizar derechos laborales”, declaró. Mencionó que hay grupos de interés que tratan de tomar ventaja de ciertas situaciones que no corresponden con lo laboral, pues en las comunidades nadie tenía experiencia en minería ni conocía el trabajo minero. “En las comunidades, la mayoría de los vecinos son campesinos, ganaderos, pescadores y, al llegar una empresa tan grande, todo esto representa cambios en el estilo de vida para todas las familias. Tenemos que aprender a adaptarnos y de nuestros propios errores ni pensar que, a alguien de fuera le va a interesar cómo vivimos. Lo único que exigíamos en ese entonces, fue defender no sólo una vida sindical, sino la vida de nuestras familias, nuestros intereses, y la oportunidad de crecer laboralmente en la empresa. Parte de eso se ha logrado porque hay personas certificadas como operadores en maquinaria, filtros, molinos, y que si tienen la posibilidad de colaborar en otros estados o empresas, su conocimiento está avalado”, resaltó. 
Marcelo Ríos dijo que una victoria sindical ante sus representados fue liberar del outsourcing o subcontratación a Media Luna tras el conflicto que comenzó en 2017, pues la tercerización quedó erradicada de dicha empresa luego de cuatro años de su aplicación. Dijo que los 875 colaboradores, incluidos los de confianza, reciben las prestaciones directas de la empresa sin la intermediación de otra empresa. Comentó que parte de la concientización como dirigencia sindical para obtener los logros laborales, ha radicado en sensibilizar a los directivos y gerentes de la empresa, pues apelan por el respeto a las creencias, costumbres e ideologías de las comunidades donde tiene influencia la mina.
“Tenemos claro que existe una visión empresarial, pero hemos enfatizado en que haya mayor sensibilidad social con los habitantes de los pueblos y comunidades, porque no teníamos la experiencia como pueblos mineros, y hemos buscado que la gente de los poblados se capacite, con la opción de repetir los exámenes de ingreso a la empresa hasta dos veces, para que formen parte de la planta laboral y así, mejorar su calidad de vida”, argumentó. Y mencionó que el apoyo que la empresa radica en la existencia de programas sociales que benefician las actividades primarias como la pesca o la ganadería; y que sumados a programas sociales federales y estatales, los recursos llegan a la gente que lo necesita. Otro logro, presumió, es el seguro de gastos médicos mayores hasta por ocho millones de pesos por evento para todos los trabajadores, desde el director, hasta el personal de limpieza; además del aumento del 136 por ciento en la bonificación anual para los trabajadores.
“Ninguna empresa minera a nivel nacional, cuenta con un seguro tan importante como este con una amplísima cobertura y no es el único logro porque contamos con becas hasta por siete mil pesos para cada trabajador, una canasta de productos básicos, líneas de carrera con certificación y otros beneficios”, destacó. Empresas locales El también representante del autotransporte de servicios para MML, dijo que el equipo de representantes sindicales, fomenta la contratación de empresas locales avaladas por esa organización, pues promueve una cultura empresarial con miras a fortalecer cadenas de valor regionales. “El 90 por ciento de las proveedurías en Media Luna son empresas locales, porque buscamos que sean los pueblos donde la mina tiene injerencia, donde exista un fortalecimiento local”, indicó.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO