Edicion : 9321 sábado, 18 de enero de 2020 Edicion Archivada

Opinión


Por : Enrique Vargas 

Averígüelo Vargas


Publicada:  14 enero, 2020 -- Actualizada: 14 enero, 2020

Total desunión entre los grupos de Morena. —En la reunión por la unidad, se agarran del chongo dos diputados morenacos. —El nuevo Insabi del Peje en total desorden y descuido. 

Los integrantes y dirigentes de Morena ya se sienten sentados en la gubernatura del estado, pero todos y cada uno de los dirigentes de los diferentes grupos que militan en ese partido, suponen ser los elegidos, de modo que esperan que sólo ellos deben encabezar la lucha por el Poder y todos los demás deben someterse y reconocerlos.

La situación dominante en estos momentos entre los militantes y los que encabezan alguna de las corrientes que se mueven en su interior es de desunión total, de modo que cada uno jala por su cuenta y trata de atraer al mayor número de militantes, para encabezar la exigencia de convertirse en el candidato a la gubernatura del estado.

Hasta ahora las cabezas más visibles son Antonio Helguera Jiménez, hasta ahora coordinador del Congreso del estado; Pablo Amílcar Sandoval, delegado especial del gobierno federal y quien cree ser el favorito del Peje; Félix Salgado Macedonio, senador y uno de los que más críticas y puntos negativos acumula; Luis Walton Aburto, quien hace lo posible por ser considerado como abanderado de ese partido, aunque no es militante, además que está Alberto López  Rosas, el solitario, que acostumbra marchar en solitario para armar su propia base de simpatizantes, estrategia que le ha funcionado anteriormente.

Es difícil, a estas alturas, poder señalar si alguno de ellos tiene más posibilidades que los demás por alcanzar la postulación, porque Helguera es poco conocido y sus apoyos políticos se ven bastante limitados, y en el caso de Pablo Amílcar, se supone que cuenta con la cercanía de AMLO, quien tiene a toda la familia encaramada en el Poder, en diferentes posiciones.

Félix Salgado es bastante conocido y cuenta a parecer con una base amplia de simpatizantes, pero es también el más vulnerable de los aspirantes, por su pasado de desorden, borracheras y falta de claridad en las cuentas que manejó en Acapulco,  aparte que no milita en Morena, y de ser quien provocó el primer enfrentamiento con la delincuencia organizada, por la balacera en La Garita, donde murieron varios integrantes de un grupo delictivo.

Luis Walton busca colarse entre los morenistas para ganar la postulación, lo que se nota bastante complicado, porque, obviamente, los integrantes de Morena le cerrarán el paso para evitar que un externo sea al candidato, cuando hay muchos de ellos que la buscan.

Finalmente, el solitario López Rosas busca por su cuenta alcanzar la posición de abanderado, gracias a que poco a poco se van  posicionando ante la opinión pública, ya que recorre el estado por tierra y en comunidad por comunidad, lo que espera le rinda buenos dividendos de aceptación popular.

No hay nada para nadie hasta el momento, pero todos están en espera de recibir la bendición de su jefe máximo, el Peje, porque señalan que basta una señal de su parte para hacerlos candidatos, pero eso puede tardar todavía porque las candidaturitas habrán de mostrarse hasta finales de este año.

EN LA REUNIÓN POR LA UNIDAD, SE AGARRAN DEL CHONGO DOS DIPUTADOS MORENACOS. —Por cierto que esa reunión “por la unidad” de morenos llevó a una confrontación entre dos diputados de ese partido, Mariana García Guillén y Zeferino Gómez Valdovinos, quienes en redes sociales se descalificaron y señalaron como los que dañan a su grupo político.

Mariana señaló de oportunista a Walton Aburto y de pasó se llevó a su coordinador Antonio Helguera, a quienes señaló de haber promovido un evento bochornoso contra la causa de los militantes de ese partido.

Salió en su contra Zeferino, quien le reclamó a su compañera legisladora que se relejara y evitar sus “disparates y discordias que vienes armando desde  la fracción de Morena en el Congreso”, porque le hizo ver que eso en nada contribuye a lograr el avance de la 4T.

Ella responde que ha sido él quien “ha envenenado lo que han hecho, y permite mostrar que la unidad y la concordias son procesos ajenos en el Congreso”.

Por ese camino continuaron en las redes sociales por un buen rato.

Eso muestra que la unidad y la concordia son elementos ajenos a los morenacos en el interior de sus filas, de modo que tienen  un largo camino para superar los problemas que los separan y no sólo entre estos dos, sino entre las cabezas de los grupos señalados anteriormente.

EL NUEVO INSABI DEL PEJE EN TOTAL DESORDEN Y DESCUIDO. —Como una más de las medidas absurdas que ha tomado AMLO para aparentar mejoría y avance en los servicios, ordenó la cancelación del Seguro Popular, que prestaba atención médica a toda la población que no estaba en IMSS ni ISSSTE, para convertirlo en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que se encuentra en tales condiciones de desorganización que de hecho no opera o lo hace con muchas deficiencias.

Es el problema de dañar un sistema que estaba funcionando bastante bien, con algunas deficiencias y carencias, pero al destruir lo que se tenía y no contar con algo que lo sustituya, sino que se trata de armar, coordinar y organizar de último momento, sólo provoca que no funcione lo anterior, porque se desmanteló precipitadamente y que no opere lo nuevo, porque no está suficientemente organizado.

Eso sólo es producto de la improvisación, del apresuramiento en imponer sus propuestas sin tenerlas preparadas ni probadas, de modo que lo que había ya no funciona y lo nuevo no empieza a operar todavía.

El resultado, un anterior sistema de salud desmantelado y otro novedoso, pero sin pies ni cabeza y que por lo mismo, no puede operar como se requiere.

Mientras, la gente que necesita de atención médica, se queda como el chinito: no’más milando.

[email protected]

[email protected] 

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO