Edicion : 9380 lunes, 30 de marzo de 2020 Edicion Archivada

Opinión


Por : Marcial Rodríguez Saldaña 

Coronavirus, derecho y humanismo


Publicada:  26 marzo, 2020 -- Actualizada: 25 marzo, 2020

El derecho es un sistema de normas, reglas, principios, mandatos programáticos y argumentación jurídica que regulan la actividad de una comunidad política. Cada sistema jurídico se corresponde a la realidad que viven las sociedades en distintas etapas y circunstancias. En general el derecho ha sido la expresión de los factores de poder político, económico y social pata mantener el statu quo, esto es, para contener los cambios sociales. Las grandes revoluciones y transformaciones se han producido en contra del derecho existente y han dado lugar a un nuevo derecho. Así ha ocurrido con la aparición y reconocimiento progresivo de los derechos humanos -dentro de los cueles se encuentran los derechos sociales-, con la instauración de los sistemas democráticos, con el establecimiento de el/los Estado/s de Bienestar.
1.- El derecho a la vida es el derecho humano preponderante. En esta etapa en donde el Coronavirus ha causado la muerte de miles de personas en distintos países del planeta, los diferentes gobiernos han tenido que tomar decisiones legislativas y administrativas que restringen ciertos derechos como el de transito, el trabajo, de comercio, a la educación, al esparcimiento -entre otros, con el objetivo primordial de proteger la vida de las personas. 
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como muchas constituciones del mundo previenen la suspensión de derechos y garantías en los casos en que exista un grave peligro para la sociedad. 
El Coronavirus que ha ocasionado miles de muertos, constituye un grave peligro toda vez que ya la provocado severos daños y en varios países como México ha comenzado la amenaza de esta pandemia. 
2.- Las autoridades administrativas mexicanas -por recomendación de las de salud- han dado indicaciones-recomendaciones para la población a efecto de salvaguardar la vida de los habitantes del país, es así que se han restringido los actos masivos y hasta de grupos de no más de cincuenta personas -receso y/o adelanto del periodo vacacional de todo el sistema educativo del país, de espectáculos, cines, gimnasios, juegos deportivos, actos políticos, y otros,  además se ha mandado confinar a los adultos mayores, mujeres embarazadas  con el propósito de evitar el contagio masivo del  Coronavirus.
La pandemia está provocando que [email protected] [email protected]  sean suspendidos temporalmente de sus empleos, que quienes tienen trabajo informal vean disminuidas sus ventas, en el caso de los lugares turísticos -destinos de playa- que quienes dependen de esta actividad vean restringidos de manera muy considerable sus ingresos.
3.- El Coronavirus no debe ser un pretexto para restringir derechos que atenten contra otros derechos fundamentales que también están vinculados a la vida, como el del salario, esto es que debe evitarse que haya despidos de [email protected] que viven al día y que de sus ingresos depende el sustento de sus familias. Es muy loable que algunos empresarios hayan anunciado que no despedirán a ningún trabajador, que hagan aportaciones para ayudar a enfrentar la pandemia y que el gobierno federal tenga un plan para apoyar a personas y grupos de escasos ingresos económicos que son afectados por las medidas sanitarias de protección.
El derecho debe ser interpretado y aplicado -en una circunstancia de excepción como la que estamos viviendo- a favor de las personas que más necesidades tienen.
En el caso del Estado de Guerrero, tendrá la población efectos similares a los que ocurran a nivel nacional.
4.- Pocas veces la humanidad y nuestro país se ha enfrentado a este tipo de desafíos. Ya en el caso de China se anuncia que han superado las etapas por las que transita el Coronavirus. En México, es el tiempo, es la hora de la unidad nacional, de la solidaridad, de la fraternidad, del humanismo, de enfrentar la pandemia con un espíritu colectivo alejado de cualquier sentido individualista y egoísta. Todos los ordenes de gobierno, todas las instituciones públicas, sociales, civiles, religiosas, todos los sectores de la población debemos estar unidos frente a esta adversidad. 
El pueblo de México y de Guerrero, ha demostrado en distintos momentos de su historia que ha sabido superar sus etapas críticas y ahora no será la excepción.
Si se atienden las recomendaciones de los especialistas médicos, si se mantienen los principios humanitarios, superaremos esta etapa crítica,  saldremos adelante y volveremos a la vida normal.
marcialrodriguezsaldana.mx  

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO