opinion


Por: Edelmiro Castro Sedano

Destape anticipado


Fecha Publicacion:  sábado, 24 de julio de 2021 - 01:20:00 -- Fecha Actualizacion sábado, 24 de julio de 2021 - 01:13:03

Probadamente la agenda nacional la llena y la lleva Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos ante una oposición ausente por los cuatro costados.

Con el anuncio muy anticipado, según mi opinión, de sus probables sucesores en la silla presidencial para el 2024 Claudia Sheinbaum , jefa de gobierno de la Ciudad de México y Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, abrió la carrera por la sucesión presidencial a tiempos muy tempranos toda vez que aún no cubre ni la mitad del periodo. Posteriormente amplió el abanico de posibles candidatos a sucederle en el cargo: Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM; Ricardo Monreal, político de primera línea, líder parlamentario que ayudó al presidente a sacar los asuntos para las Reformas que pretende, no fue mencionado pero él se anotó enmendando la plana al presidente y declaró que va a estar en las boletas del proceso electoral del 2024, primer anuncio de que no será López Obrador quien decida la candidatura y que no será un proceso de terciopelo.

Generalmente cuando se da a conocer el nombre del candidato presidencial, el presidente en funciones va disminuyendo su poder debido a que los actores se convierten en figuras de primer orden y van acaparando la atención de los simpatizantes. La estampida de los búfalos, le llaman.

De manera prudente y calculada, por las consecuencias que conlleva, siempre se da a conocer la decisión en el quinto año de gobierno a fin de disminuir la presión política sobre el candidato, los precandidatos en el caso que nos ocupa.

Anticipar el proceso de la sucesión presidencial, se antoja que el presidente López Obrador, considera un hecho que uno de sus prospectos será el elegido como candidato.

Sabido es que Vicente Fox Quesada quería como candidato a Jorge Castañeda y se le adelantó Felipe Calderón Hinojosa; de igual manera éste no pudo colocar a su candidato Ernesto Cordero y resultó Josefina Vásquez Mota como candidata. De Enrique Peña se sabe que el candidato era Luis Videgaray resultando Antonio Meade Kuribreña.

Ante los inesperados y desastrosos resultados electorales en la CDMX en que Morena perdió 9 de 16 alcaldías, da la impresión de que se anticipa para presentar un buen producto que la gente acepte y compre en las elecciones de 2024.

Una vez que AMLO ya abrió el proceso es de esperar que la oposición contrarreste el efecto y presenten sus propuestas. Pero como carecen de liderazgo con visión, no tienen prospecto a la vista. En pocas palabras, no existe la oposición en México. Morena los borró.


Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO