opinion


Por: J. David Flores Botello

¿Ilusos? - Don Chimino

Pediatrucos... y algo más


Fecha Publicacion:  sábado, 24 de julio de 2021 - 01:12:00 -- Fecha Actualizacion sábado, 24 de julio de 2021 - 01:10:24

¿ILUSOS?.- Los que no están a favor de la próxima Consulta Popular dicen que los que sí lo estamos somos unos ilusos, la definición de iluso (a) se refiere a “persona que se deja engañar con facilidad, generalmente porque cree que todo el mundo actúa con buena voluntad” y también: “Persona que tiende a hacerse ilusiones con facilidad y sin fundamento para ello”. Los opositores a la Consulta dicen que la ley no se consulta, se aplica. El consultar a la población es un ejercicio democrático que se utiliza habitualmente en otros países pero en el nuestro será la primera vez de manera oficial y a nivel nacional, nuestra democracia está en pañales, en los últimos 30 años todas las acciones que los gobiernos en turno han llevado a cabo han sido impuestas por una élite, por un grupo de poder sin pedir opinión de la población que ya se estaba acostumbrando a solo levantar los hombros y a resignarse una y otra vez a las devaluaciones y más devaluaciones, al aumento de impuestos, a la corrupción a todos los niveles y a la impunidad. Es cierto que la ley no se consulta, se aplica, pero, ¿a poco no van a participar en la Consulta que se llevará a cabo en marzo del próximo año para decidir si AMLO se va o se queda? Ahí sí les importará y acudirán gustosos esperando que no haya refrendo al gobierno del actual jefe del ejecutivo. ¿Acaso quienes se oponen a que se haga una investigación a los ex presidentes de la República no se dan cuenta del gran daño que hicieron al país? Si el gobierno de AMLO no consulta e investiga y castiga por su cuenta las grandes colas que tienen cada uno de los ex presidentes y muchos de los que ocuparon los principales gabinetes, dirán que es un vengativo, que está inventando delitos, que está en contra de los opositores, que es un dictador, pero, si varios millones de ciudadanos votamos por un sí a la Consulta, ya no será decisión de una sola persona, ya se tendrá más fortaleza para aplicar la ley y, ojalá podamos ver tras las rejas o por lo menos en el banquillo de los acusados a uno que otro de los últimos 6 ex presidentes, en muchos países tanto presidentes como primeros ministros han pisado la cárcel y aquí, ¿cuándo?. Ejemplos: de Perú: Alberto Fujimori y Hollanta Humala, de Panamá, Ricardo Martinelli, de Argentina, Carlos Menem, recientemente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez,  Rafael Correa de Ecuador se ha escabullido de la cárcel al haberse radicado en Bélgica, de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, el ex mandatario peruano Alan García se suicidó horas antes de ser detenido, en Corea del Sur los ex presidentes Chun Doo-Hwan  fue condenado a la pena de muerte que posteriormente le fue conmutada por cadena perpetua y Roh Moo-Hyun  quien se suicidó en plena investigación de un escándalo de supuestos sobornos millonarios. Cabe aclarar que los delitos de los anteriormente señalados son peccata minuta comparados con los cometidos por los últimos 6 ex presidentes de México, y aún así ¿no están dispuestos a que, por lo menos se les investigue y se les exhiba?

DON CHIMINO.- Por tanto tiempo de encierro por el pinchi virus ese dejamos hartas gentes de hacernos nuestros análises que cad´año nos hacíamos y nos tamos llevando sospresas con males que ni tantito pensábamos que tuviéramos como el caso de mi compadre Chón que le salió alto el mentado antígeno prostático, el pobre anda navegando porque le dijieron que pudiera ser cáncer, le quitarían la próstata y asina ya no podría hacerle los honores a la comadre y pudiera andar trayendo una bolsa pa cachar los chíos o ponerse pañal pa la gotera como llave de agua descompuesta. La semana pasada me llamó en la mañana para paticarme que había ido a hacerse una resonancia y que en la tarde le entregarían resultado, yo no soy chismoso, argüendero ni curioso pero estuve esperando su llamada hasta muy noche para que me dijiera qué había salido en su estudio, ya eran casi las once de la noche, taba yo en ascuas, apunto de llamarle cuando él me marcó a mi y me dijo: “Compadre, en el reporte de la resonancia me dijeron que tengo un quiste en mi próstata, que la tengo crecida, inflamada y dice el urólogo que me ha estado tratando que según unas guías que les dan, necesitan hacerme biopsias de mi próstata, que me van a picar con unas agujas a través de mi coliflor por lo menos 15 piquetes guiados por ultrasonido, que chance y no encuentren nada, o a la mejor sí, que esos puyazos pudieran causarme una fuerte infección si no me preparo tomando antibióticos unos días antes y unos días después del estudio, que podría necesitar anestesia picándome ahí abajito donde te platiqué compa o que me pudieran dormir mientras me lo hacen y, la mera verdad, ya me estoy rajando, te iba a llamar más antes pero mi vieja escribió en su Feis lo de mi problema y hartas gentes le escribieron recomendándole que me hicieran el ultrasonido a través de mi recto pero sin que me tomaran biopsias, le dijeron que el ultrasonido se complementaba con la resonancia, así que ya hablamos para hacer cita, pasado mañana me lo harán también en Cuernavaca pero me dijeron que me tengo que preparar poniéndome una lavativa dos horas antes del estudio, que debo comer ligero y llegar lo más en ayunas posible”, híjoles, en qué pinchi bronca anda metido mi compa que me tuvo tres días comiéndome las uñas esperando me paticara cómo le jue con ese estudio y por fin antier me llamó y me dijo: “ Arajo compadre, esto de la pinchi próstata es un mal que no se lo debe desear uno ni a su peor enemigo, ¿o sí?, ya ni sé, porque ¡ah cómo les gusta a los doctores andar metiendo el dedo o cosas en el culo de uno! Para empezar, me tenía que poner ahí mero 2 horas antes un líquido que viene en una botellita de plástico con un tubo largo, pasamos a una gasolinera, me metí al baño, me bajé el pantalón, los calzones, como estaba muy estrecho batallé para acomodarme y poder meterme la cosa esa, le quité la tapita al tubo, le exprimí tantito y del líquido que salió le puse un poquito en la entrada de mi cicirisco pa que resbalara el tubito, ya adentro, apachurré la botellita hasta que quedó vacía, saqué el tubito sin dejar de apachurrarla, la envolví en papel higiénico y la eché al bote de la basura, desde ese momento me comenzaron a chillar un chingo mis tripas, como a los 30 minutos me dieron ganas de hacer popó y fuimos a otra gasolinera, mi vieja me dio un paquetito con toallitas húmedas de las que usan para limpiarles las pompitas a los bebés, qué bueno que se puso buza caperuza porque me destapé, saqué popó como lo de 3 días, el poco rollo que me dieron no me hubiera alcanzado, tenía que llegar con mi colita bien limpia para el estudio, ocupé varias toallitas y hasta sentí que me quedó perfumado. Llegamos puntualmente pero no dejaron pasar a mi vieja, nomás yo solo, me tomaron mis datos, me hicieron firmar un papel autorizando el procedimiento, pasé a pagar a la caja, como a los 10 minutos llegó una señorita vestida de blanco, simpática, guapa y muy amable que me pidió mis estudios de resonancia para revisarlos, me dijo que bajara las escaleras y esperara a que me llamara y sí, como a los 5 minutos llegó ella y me pidió pasar a un cuarto donde tenían el aparato de ultrasonido y unas pantallas en la pared y que me dice: “por favor, pase a ese vestidor, hay que vaciar la vejiga, que no quede nada de orina para que le moleste menos al hacer el estudio, se quita toda la ropa, se pone esta bata con la parte de atrás abierta, no amarre las cintas, aquí lo espero”, ¡ay compadre!, ¡las cosas que a uno le pasan!, la pinchi bata que me dieron taba bien zancona, cuando salí del vestidor ahí estaba la muchacha, solos ella y yo que me agachaba para que no me viera mis intimidades pero de todos modos se echó su tacote de ojo porque me dijo que me tumbara en una camilla, que me acostara de lado viendo hacia la pared con las piernas dobladas como si estuviera sentado, con una sabanita me tapó mis nalgas que habían quedado pelonas y expuestas al aire, yo me puse nervioso pensando que ella me iba a hacer el estudio y no sabía cómo iba yo a reaccionar que me anduviera tocando ahí pero, en eso, me dijo que esperara tantito que no tardaba en llegar el doctor Casiano que me haría el estudio y se salió, ahí me quedé, culo al aire, aunque tapado, como a los cinco minutos se abrió la puerta y entró un doctor moreno, alto, fortachón, de bata blanca, me saludó y mientras se ponía unos guantes me dijo: “Ya revisé su resonancia y al parecer no tiene gran problema pero vamos a ver qué encontramos, póngase flojito” Ya me conoces compa que soy re desconfiado, me medio enderecé y con el rabillo del ojo me cercioré que estuviera sentado el doc, agarró un aparato como de 40 centímetros de largo, de un lado tenía una agarradera y en la punta un como micrófono del grosor de mi dedo gordo de mi mano que metió en un condón, lo embadurnó de una como crema, me dijo que me relajara, me untó de la misma crema en el cicirismo, estaba tan fría que se me frunció, “no apriete, póngase flojito” me dijo, cuando me metió la cosa dura esa sentí re gacho compadre, me zumbaron los oídos, me rodaron unas lágrimas y solté un suspiro de resignación, ¡ya qué!, en la pantalla que tenía arriba a mi derecha el doctor me fue enseñando las partes de mi próstata mientras me revoloteaba por dentro el aparato ese haciéndome sentir como que me orinaba, arrojaba la simiente o me hacía popó, “mire”, me dijo, “no tiene ninguna imagen que sugiera algún tumor, lo que había en la resonancia es este pequeño quiste que es común verlos en personas de su edad, tiene un poco agrandada su próstata también normal para su edad, de este lado hay muchos quistecitos como si hubiera tenido inflamación de la próstata en otras ocasiones”. Híjoles compadre, no sabes la alegría que me dio lo que me dijo el doctor Casiano, que sin decir agua va me sacó el aparato provocándome un calosfrío, temblor y me puso los pelos de punta, me dijo que era todo, que en una hora me entregaban el reporte, me fui a poner mi ropa, me limpié mi coliflor con papel higiénico y, todo el tiempo que estuve esperando el reporte y hasta que llegamos de regreso a Iguala me vine rasque y rasque la colifror, me dio hartísima comezón, llegando me bañé con jabón líquido y mucha agua, agarré un espejo redondo, me agaché, me lo puse por atrás, me vi y noté que me había quedado como culo de mandril, todo enrojecido, quién sabe si me hicieron alergia las toallitas o la crema que me untó, así anduve como 2 días, lo peor compadre es que, según la opinión del urólogo, la biopsia debe de hacerse porque así lo marcan las guías así que la próxima semana iré a México a ver a un especialista en cáncer de próstata pa tener otra opinión”. ¡Pobre compa Chón! Le está yendo como en feria y… ándale ya me rete colgué, áhi nos pa l´otra, graciotas.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO