opinion


Por: Servicios AINI

Volver al color Naranja

Zona Cero


Fecha Publicacion:  martes, 15 de septiembre de 2020 - 01:24:00 -- Fecha Actualizacion martes, 15 de septiembre de 2020 - 00:06:02

Esta semana Guerrero inicia con el cambio regresivo en el semáforo epidemiológico a Naranja.

Después de estar varios días en color Amarillo, y con la apertura de actividades económicas y de servicios, se comprobó que incrementó el descuido en la población y en los negocios donde dejaron de poner gel y sanitizar sus espacios.

Pero regresar a Naranja no es garantía de que los casos de contagios por Covid-19 reducirán

Y esto es porque la gente está cansada de estar encerrada y algunas de plano han relajado sus cuidados.

Además hay un buen porcentaje de población que han empezado a mostrar problemas de carácter emocional por la restricción en sus salidas, y otros por la falta de empleo y recursos. 

Aquellos que no saben gestionar sus emociones, o no saben cómo solucionar su situación económica ante el crecimiento del desempleo, están acudiendo a solicitar apoyo psicológico.

También en esa situación se encuentran aquellos jóvenes que viven en hogares disfuncionales o con problemas entre sus miembros, con padres y madres castradoras y abusadoras de su poder que da ser cabeza de la familia.

Afuera de las familias se vive una situación crítica por la crisis de salud pública que el gobierno está atendiendo, y dentro muchas familias se viven otros dramas, como separación de parejas, sufrimiento de los hijos, abusos físicos y sexuales, es lo que empieza a emerger a la superficie.

Ansiedad, depresión, estrés son algunas de las manifestaciones que mucha gente presenta al pedir apoyo psicológico. 

Mientras para el gobierno del estado su problema es reducir el número de contagios, y para eso ha elaborado nuevas disposiciones, que se centran en reducir el porcentaje de concurrencia, del 60 al 50 por ciento después del 20 de septiembre, la población tiene que seguir con sus actividades cotidianas, pero con la obligación de seguir las medidas existentes para romper la línea de contagio por el Covid-19.

Con Guerrero son 24 estados que regresan a color Naranja de riesgo sanitario, aunque habrá que reconocer el logro de las autoridades del estado al estabilizar el número de hospitalizados con 29 por ciento y en utilización de ventiladores, se ubica en el 27 lugar nacional.

El Gobernador Héctor Astudillo Flores, informó de las nuevas disposiciones sanitarias por el regreso a semáforo Naranja, y publicadas este lunes en el Periódico Oficial del Estado, “que priorizan la salud de los guerrerenses.”

También pidió a la Marina, de la Defensa Nacional, Guardia Nacional y a la Policía del Estado, para la ubicación de puntos rojos de mayor riesgo de contagio por Covid-19 para verificar que se apliquen los protocolos sanitarios y tener diálogo con los responsables de negociaciones y espacios públicos para lograr reforzar las medidas sanitarias", señaló el gobernador. 

EN CHILPANCINGO TAMBIEN SE ANUNCIARON MEDIDAS FRENTE AL CAMBIO DE AMARILLO A NARANJA. 

Tal como lo ha venido haciendo durante la pandemia, comunicar sus acciones que su gobierno realiza para prevenir los contagios del Covid-19, Antonio Gaspar Beltrán anunció que el retorno de las áreas administrativas del ayuntamiento de Chilpancingo, con actividades no esenciales, será hasta que el semáforo de la salud marque color Verde.

Explicó que esta decisión se acordó luego del regreso al semáforo Naranja este lunes 14 de septiembre y aseguró que las áreas operativas y las diferentes áreas de ingresos, continuarán trabajando como lo han venido haciendo, pues desde que inició la pandemia no se ha descuidado ninguna de las acciones que corresponden a las tareas de servicios públicos de la ciudad. 

Reconoció la labor que las áreas operativas han realizado durante todos estos meses, a quienes han tratado de dar el mejor trato posible, y las condiciones de trabajo pese a la situación financiera por la que atraviesa el municipio.

Por su parte, el secretario de Finanzas y Administración, Wilibaldo Valente Pastor, sostuvo que la situación financiera por la que atraviesa el ayuntamiento no ha impedido que la pandemia se enfrente con seriedad y responsabilidad, por lo que los trabajos operativos se han seguido realizando con el 30 por ciento del personal.

El funcionario municipal pidió que los negocios que no cerraron por la pandemia, como farmacias y gasolineras, se pongan al corriente con sus contribuciones, pues después de la emergencia sanitaria los ingresos propios del municipio se han visto mermados. 

El secretario de Seguridad Pública Municipal, Ofelio Romualdo Aguilar Carmona y el director de Gobernación, Daniel Acuña Simón, informaron se reforzarán los operativos en la ciudad con la finalidad de lograr concientizar a la población de tomar las medidas preventivas debidas.  

Por su parte, el secretario de Salud Municipal, Abraham Jiménez Montiel, quien sin duda, junto con su equipo le ha tocado vivir las más largas jornadas laborales y más riesgosas, anunció que redoblarán esfuerzos para lograr frenar el rebrote de Coronavirus en Chilpancingo, y que la semana pasada dieron arranque a la estrategia de sanitización de espacios públicos en todas las colonias de la ciudad. 

Vemos que las autoridades cumplen con la responsabilidad que les toca, y es necesario que los negocios y todos asuman la responsabilidad de frenar los contagios del Covid-19. 


Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO