opinion


Por: Roberto Santos

*Las acreditaciones de la UAGro *Revisa Salud Municipal construcción de crematorio

Zona Cero


Fecha Publicacion:  martes, 23 de febrero de 2021 - 01:18:00 -- Fecha Actualizacion lunes, 22 de febrero de 2021 - 23:57:08

Hay enemigos de la UAGro que gustan practicar sus denuestos en contra de la máxima casa de estudios, con la intención de, si la suerte les acompaña, quedarse con su dirección. 

Recientemente, demostrando ausencia total de empatía, han aprovechado que el rector está convaleciente por Covid-19, para pedir que se ausente de esta institución. 

Claro, solo falta decir, que les deje la rectoría para hacer de ella lo que mandate su voluntad. 

Bueno, los señalamientos de corrupción que una y otra vez hacen en contra de quienes dirigen los destinos de la universidad autónoma de Guerrero, ahora chocará con lo que dice el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES).

Dicho consejo entregó a la Universidad Autónoma de Guerrero la constancia que acredita sus procesos internos en nueve categorías diferentes del Área de Gestión Institucional “con buena calidad reconocida a nivel nacional.”

Eso es radicalmente diferente a lo que por simple grilla, señalan los enemigos del rector Javier Saldaña, quienes ambicionan estar en su lugar y que no han podido acceder a la rectoría, simplemente porque no cuentan con el consenso necesario de las bases universitarias. 

Para mayor información, se sabe que la UAGro fue la primera universidad en el país en realizar este proceso de manera híbrida y luego de la evaluación iniciada en el mes de octubre del año pasado, COPAES concluyó que la UAGro obtuvo buenos resultados en las categorías de Infraestructura; Vinculación, Innovación y Emprendimiento; Investigación; Recursos Financieros, Gestión Escolar; Planeación Académica y Oferta Educativa.

Estos resultados que la UAGro obtuvo, le permitirá extender su acreditación de buena calidad del 9 de octubre del 2020 al 9 de octubre del 2025, es decir, por cinco años más, según el dictamen de la COPAES. 

Por si las dudas, hay que saber qué es el COPAES. 

Es una asociación que actúa como la única instancia autorizada por el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP), para conferir reconocimiento formal y supervisar a organizaciones cuyo fin sea acreditar programas académicos del tipo superior que se imparten en México, en cualquiera de sus modalidades: escolarizada, no escolarizada y mixta. 

Es decir, no hay otra instancia que puede hacer este tipo de reconocimientos, avalados por la Secretaría de Educación Pública. 

Otra buena calificación es la otorgada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), cuyo dictamen reconoce que la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), realizó una gestión adecuada de los recursos financieros obtenidos en el Programa de Subsidios Descentralizados Estatales.

Es así que la ASF señaló que la UAGro cumplió con sus obligaciones de transparencia y rendición de cuentas en la gestión de este programa.

También reconoce que entregó oportunamente los informes trimestrales sobre el ejercicio, destino y resultado de los recursos transferidos de acuerdo con la normativa. 

La Auditoría Superior de la Federación revisó una muestra de 1, 961 millones de pesos, que representó el 98 por ciento del monto transferido a la Autónoma de Guerrero en 2019 y en esa revisión los auditores comprobaron la veracidad del ejercicio de los recursos y determinaron que fue responsable. 

Claro que eso es una obligación que los funcionarios de la UAGro deben cumplir a cabalidad, pero habrá que reconocer que esto ha sido también por la dirección responsable de la máxima autoridad, representada en Javier Saldaña, quien sigue reponiéndose de las secuelas del Covid-19. 

Y es que una y otra vez ha mencionado el rector, que existe el compromiso de  la UAGro de ejercer sus recursos financieros con transparencia, cumpliendo con la rendición de cuentas ante los organismos fiscalizadores del país y del estado.

Bien por la UAGro, y por sus autoridades que están cumpliendo con sus obligaciones de buen uso de los recursos y acreditación de sus procesos internos. 

SERÁN LAS AUTORIDADES SANITARIAS LAS QUE analizarán si el crematorio que están instalando en la colonia Guadalupe cumple con lo que marca la ley.

Esto parece ser arbitrario por parte de los propietarios.

Por eso de manera oportuna ha intervenido el ayuntamiento de Chilpancingo para revisar si cumple con la regulación que marca el municipio. 

El doctor Abraham Jiménez Montiel acudió a revisar el lugar, y declaró que el ayuntamiento no ha expedido permiso alguno, ni la dirección de Desarrollo Urbano ni Ecología. 

Además, dicho crematorio no cuenta con drenaje y las casas están muy cercanas, por lo que los colonos tienen razón en que puede convertirse en una fuente de contaminación.  

Esperemos el dictamen de la Copriseg, y veremos si es legal o no este crematorio. 

Hay que destacar que el ayuntamiento ya está vigilando de cerca y revisando todas los permisos que debe tener para funcionar. 

Lo más seguro es este lugar termine por ser clausurado. 


Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO