Pasión 21

París, Francia. Lance Armstrong está de nueva cuenta en el ojo del huracán. El ex ciclista no solo carga con el escándalo de haberse dopado para mejorar su rendimiento durante sus participaciones en el Tour de Francia, sino que ahora se ha revivido la posibilidad de que utilizara motores en sus bicicletas durante las competencias.

e-Paper

VER ACERVO